¿Qué cubre el seguro contra inundación?

En caso de inundación, su póliza del Programa Nacional de Seguro contra Inundación (NFIP, por sus siglas en inglés) cubre pérdidas físicas directas a su estructura y pertenencias.

¿Qué cubre mi póliza?

Comprar un seguro contra inundación le ayudará a proteger sus objetos más preciados: su hogar y sus pertenencias. A continuación, encontrará algunos ejemplos de lo que está incluido en la cobertura del seguro contra inundación del NFIP:

  • Sistemas eléctricos y plomería
  • Hornos y calentadores de agua
  • Refrigeradores, estufas y electrodomésticos empotrados como las lavadoras de platos
  • Alfombras instaladas permanentemente
  • Armarios, paneles y gabinetes instalados permanentemente
  • Cortinas de ventanas
  • Muros de cimentación, sistemas de anclaje y escaleras adosadas a la estructura.
  • Garajes independientes
  • Tanques de gasolina, tanques de agua de pozo y bombas de agua, así como equipo de energía solar
  • Pertenencias como ropa, muebles y equipo electrónico
  • Cortinas
  • Lavadora y secadora
  • Aire acondicionado portátil o de ventana
  • Horno microondas
  • Alfombras no incluidas en la cobertura de la estructura (por ejemplo, alfombras instaladas sobre pisos de madera)
  • Objetos de valor como obras de arte originales y pieles (hasta $2,500)

¿Qué no cubre el seguro contra inundación?

Al momento de determinar la cobertura, la causa de la inundación importa.

El seguro contra inundación cubre pérdidas directamente causadas por inundaciones. En términos sencillos, una inundación se define como el exceso de agua en la tierra que normalmente está seca, lo cual afecta a dos o más acres de tierra, o dos o más propiedades.

Por ejemplo, los daños causados por el desbordamiento del alcantarillado están cubiertos si dicho desbordamiento es consecuencia directa de una inundación. Si el desbordamiento del alcantarillado no fue causado directamente por una inundación, el daño no está cubierto.

    • Viviendas temporales y gastos diarios adicionales incurridos mientras se repara la estructura o no puede ocuparse
    • Propiedad fuera de una estructura asegurada. Por ejemplo, árboles, plantas, arbustos, pozos, sistemas sépticos, caminos, cubiertas, patios, cercas, malecones, bañeras de hidromasaje y piscinas.
    • Pérdidas financieras causadas por la interrupción de un negocio
    • Dinero, metales preciosos, certificados de acciones y otros documentos de valor
    • Automóviles y la mayoría de los vehículos autopropulsados, incluidas sus partes
    • Pertenencias personales almacenadas en sótanos

¿Tiene preguntas sobre su cobertura? Llame a su agente de Seguro sobre qué cubre y no cubre su póliza, y revise el Resumen de Cobertura del NFIP.